domingo, 28 de junio de 2009

El lenguaje utilidad y arma


El lenguaje es algo que surgió de manera espontánea entre los seres humanos, con el objetivo de poderse entender

Poco a poco fue evolucionando y unificándose los distintos dialectos, con lo que cada vez más personas podían entenderse. Se crearon los diccionarios, la ortografía, las reglas de construcción de las frases,… todo ello encaminado a que todos podamos entender lo mismo cuando nos encontramos ante un mismo texto

Todo esto va formando una lengua, un idioma. Este está vivo y para mantenerlo en esta situación y enriquecerlo poco a poco con nuevas palabras, normas, … tenemos la Real Academia de la Lengua.

Este lenguaje, día a día, año tras año construido, ha permitido entre otras cosas, que se puedan redactar documentos, leyes, acuerdos,… que tengan un único significado

Ha evitado que vivamos en una “Torre de Babel”, en la que sea imposible entenderse. Se ha conseguido que cada palabra signifique lo que significa, no lo que cada cual quiere que signifique. Una frase dirá una sola cosa, la que indica el significado de las palabras de la forman junto con la construcción de la misma y no lo que cada uno desee

De esta manera podremos tener una comunicación sin ambigüedades, porque todos hablaremos la misma lengua

El mensaje que encierra la frase No quiero comer, significa eso que no quiero comer, no significa que no tengo hambre, ni que no me gusta esa comida, ni que ya he comido,…

El mensaje No, quiero comer, significa eso que quiero comer, porque esas normas que fijan el lenguaje, han introducido un símbolo (,) que cambia el mensaje de la frase respecto a la anterior y que en el lenguaje hablado se traduce por un pequeño silencio

En estos momentos de fuerte reafirmación personal, encontramos situaciones en que los textos en general intentamos adaptarlos a nuestras “necesidades” o a nuestro capricho

La aparición del mensaje “hombre, eso se sobreentiende” nos lleva a muchos desacuerdos y enfrentamientos.

Por otro lado, y como suele decirse, hecha la ley, hecha la trampa

Cuando nos interesa, pronunciamos o escribimos frases, en las que lo que decimo, no es lo que pensamos. Sobre todo en situaciones de compromiso

Qué niño más simpático cuando estamos pensando qué niño más feo

Es muy amigo del Jefe mientras pensamos es un Hijo de…

……………………………

Después están ciertas frases que pueden resultar hirientes, pero a las que añadimos en cierto momento la expresión “era broma”. Lo dicho, dicho queda

Ayer le vieron con Miren, estaban muy acaramelados…..¡Era broma!

A Luis, le recompensan bajo manga por chivato……¡Era broma!

Las frases más deleznables son aquellas cuyo texto no expresa nada incorrecto u ofensivo y que son calificadas como de muy correctas para aquellas personas que desconocen una determinada situación. Sin embargo, para los conocedores del contexto son demoledoras. Son frases que llegan a hundir a una persona aparentando que le regalan flores. Si surge algún tipo de problema, recurrimos al “yo no he dicho eso…”

De estas, pienso que sobran los ejemplos, todos las hemos sufrido alguna vez

¿Porqué los humanos, no somos capaces de utilizar las herramientas para lo que fueron creadas?

2 comentarios:

chagall dijo...

Mi querido amigo Jorge.

Te voy a responder sinceramente lo que pienso y creo,que ocurre.

El ser humano nó se rige al leer,por lo que significan las palabras o el contexto según la R.A.E.,u otras instituciones académicas.Suele hacerlo motivado por situaciones o sentimientos.

En otras muchas ocasiones,es el escritor el qué no sabe plasmar lo que realmente desea decir,y eso puede conllevar a malas interpretaciónes.

Ya de por sí,el ser humano tiende a enjuiciar gratuitamente.En mi modesta opininión,no suele ser imparcial,el antes de opinar,raras veces se produce.

Por lo tanto, las palabras adquieren el significado que egoistamente a cada cual le resulte mas tangible,o en ocasiones ,incluso llevados por la corriente suscitada por una mayoría,(que no siempre posee la razón),es decir,la caréncia de opinión própia o el temor al ''qué dirán de mí,los demás''.

Respecto al comentário de... expresar, lo que realmente no pensamos,querido amigo, eso se llama ''hipocresía''.Así de duro y simple.

Del mismo modo en que la palabra, ''era broma'',no demuestra más que cobardía, a la hora de expresar lo que realmente estás diciendo,puesto que te escudas con dicha expresión,a las consecuencias que estas pudieran conllevar.

Y por supuesto querido Jorge,siempre ha habido y habrá,quienes opinen y porfien de situaciones sin conocimiento de causa alguna,parece que en estos casos como en muchos otros,lo que importa es ''el participar'',el resultado es lo de menos.

Lo estamos viviendo día a día,tan solo con el conocimiento de lo que nos dicen sin vivirlo,y aún así seguimos siendo los corderitos,por ejemplo, de la tele.

(Perdón Jorge, por la extensión del comentário,lo que siento me ha salido así y ya no lo borro)

Te quiero mucho querido amigo.

chagall

P.D. Un besito desde aquí,al hijo de,....que es tan gránde,... como sú...Grácias por tu comentário a mi cuento.(sabes.. que ha sido el único??)Muchas grácias cielo.

chagall/elvira

MIJ dijo...

Muy buenas.

Respondiendo a tu pregunta, desde mi punto de vista, una de las bellezas de la vida es todo el juego que tiene, la cultura humana es maravillosa, y el sólo hecho de pensar que hoy en día podemos manejar nuestra vida es un sueño.

La palabra es sólo una herramienta más para la comunicación, y mientras sea comunicación debes ser libre, debes sentirte libre, teniendo muy claros muchos valores que deben aplicarse para una “buena” convivencia, pero todo es tan relativo, sin entrar mucho a profundizar…

Pensar, mirando al pasado, que estamos donde estamos, que vivimos lo que vivimos, que somos libres en tantos aspectos, sólo pensar en eso me pone los pelos de punta…
mira un poco hacia atrás, no mucho y me comprenderás.

Es cierto que hemos creado vehículos para desplazarnos, libros para leerlos, lápices para escribir… pero… ¿y la maravilla de estar en tu coche simplemente hablando con otra persona?, ¿y la maravilla de ver a un niño con un libro sin saber bien qué hacer con él, llevándoselo a la cabeza de sombrero?, ¿y la maravilla “acariciar” al compañero con el lápiz sólo para llamar la atención?

Es cierto que también son utilizados para situaciones que no son tan agradables, pero ¡QUÉ MARAVILLA!... qué poderosos, hermosos, y extraordinarios somos.

Así que, respondiendo a tu pregunta “¿Porqué los humanos, no somos capaces de utilizar las herramientas para lo que fueron creadas?”… Pues, porque si fuésemos capaces, no seríamos HUMANOS.

Un abrazo enorme.